Este 5 de marzo y tras varias manifestaciones alrededor del territorio español, los TSS culminan sus protestas en Madrid

El pasado 1 de febrero, los representantes de los técnicos superiores en Laboratorio Clínico y Biomédico; en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico; en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear, y en Radioterapia y Dosimetría, anunciaron el inicio de sus movilizaciones en las puertas de los centros de salud y en la sede del Senado, para reivindicar la creación de un “marco de diálogo institucional transparente” que permita su reconocimiento profesional.

El 8 de febrero, el Sindicato Estatal de Técnicos Superiores Sanitarios (SIETeSS), comenzó su calendario de concentraciones alrededor de los centros sanitarios de toda España, siguiendo así con una nueva convocatoria el 23 de febrero y con una concentración en las puertas del Ministerio de Sanidad e inmediaciones del Congreso de los Diputados el 4 de marzo.

Finalmente, este sábado 5 de marzo, los TSS culminan sus protestas en Madrid, en un recorrido que comenzará en el Ministerio de Educación y que terminará en el Ministerio de Sanidad. Por este motivo, SETSS y SIETeSS, conjuntamente con otras de las Comisiones por el grado, han trabajado en un plan de viaje desde diferentes ciudades del país, con la finalidad de movilizar el mayor número de técnicos superiores sanitarios.

Las organizaciones profesionales han planificado rutas de autobús desde diferentes puntos del territorio español y han proporcionado un descuento del 5% para viajar en Renfe, válido para viajes entre el 3 y el 5 destino a Madrid y de vuelta del 5 al 7 para ciudad de origen. A su vez, han facilitado una fila 0, es decir, una contribución económica para aquellos que no puedan acudir a la manifestación o no precisen transporte.

España, el único caso de segregación de los títulos académicos

 

Los TSS piden que se unifiquen las cuatro titulaciones actuales de formación profesional de grado superior (Laboratorio Clínico y Biomédico; en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico; en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear, y en Radioterapia y Dosimetría) en dos titulaciones académicas de grado universitario de 240 ECTS cada una.

Según los representantes de los técnicos superiores sanitarios, «España es el único caso de segregación de los títulos académicos, provocando devaluación profesional con respecto a los homólogos europeos e impidiendo el reconocimiento automático de sus cualificaciones».

Para paliar los problemas que denuncian, los TSS proponen una enmienda en el Senado a la nueva Ley de Formación Profesional y solicitan la creación de una ‘Comisión Interministerial’, formada por los responsables de los Ministerios de Sanidad, Educación y Universidades, que tenga como finalidad debatir y resolver la falta de reconocimiento de los técnicos superiores sanitarios en el Espacio Europeo de Educación Superior.

De no cumplirse las solicitudes o de no haber una mejoría en la situación profesional de los TSS, se plantean nuevas manifestaciones «con un perfil más incisivo».