Concentración ante el Hospital de Sonsoles

Los técnicos superiores sanitarios exigen su reconocimiento profesional

Hospital de SonsolesLos técnicos superiores sanitarios han protestado, en una concentración ante el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles, para exigir una mejora de sus condiciones profesionales, para que pasen del carácter de Formación Profesional al universitario.

En una iniciativa de carácter nacional, este colectivo profesional ha recordado su “entrega en el trabajo diario”, que “se ha visto incrementada en la última situación de pandemia”.

En la protesta, con la pancarta “Homologación ya”, han participado los técnicos superiores de anatomía patológica y los técnicos superiores de laboratorio clínico biomédico, en apoyo a los compañeros que se han reunido con el Ministerio de Sanidad.

En todos los países europeos, menos en España, estas dos titulaciones de cada una de las dos áreas de diagnóstico están unidas y son una sola carrera universitaria (Imagen Médica-Radioterapia y Laboratorio Biomédico), mientras en nuestro país están segregadas en cuatro titulaciones separadas, “devaluadas profesionalmente y sin suficiente nivel en cuanto a calidad docente”.

Igualmente, en el resto de los países europeos, menos en España, estas dos titulaciones del área de diagnóstico, tiene formación de carácter universitario, en una sola titulación académica de grado universitario de 240 ECTS, menos en España, con dos cursos, con 120 créditos ECTS cada una, lo que vulnera lo estipulado en el Espacio Europeo de Educación Superior.

Los profesionales lamentan que han sido “numerosos los incumplimientos por parte de los diferentes gobiernos, incluida la aprobación por unanimidad de proposiciones no de ley, la más reciente en el año 2018 para regularizar la situación”.

Y han recordado que la European Association for Professions in Biomedical Sciences-EPBS, y la European Federation of Radiographer Societies-EFRS, ambas organizaciones asesoras en la Comisión de la Unión Europea, se han manifestado públicamente en varias ocasiones, y nombrando a España como un caso insólito en esta materia.