Los profesionales se concentraron esta mañana a las puertas del Hospital de Benavente

Los técnicos superiores sanitarios de Benavente reclamaron este mediodía a las puertas del Hospital, que sus titulaciones se homologuen a la UE. En representación de los 15 profesionales a los que afectaría la medida, servicio de laboratorio y servicio de rayos X, una portavoz quiso poner el acento en esta reivindicación que consideran más que justa tras los años transcurridos, concretamente desde el año 1984.

La concentración benaventana se simultaneaba con las llevadas a cabo a las puertas de los Hospitales de Castilla y León y los centros de trabajo del territorio español. «No hay diagnóstico sin los técnicos superiores», resaltaba la portavoz indicando lo que se pretende es que las profesiones TSS tengan un nivel de cualificación homologable a los profesionales de la UE y que su encuadramiento profesional sea el equivalente: A2.

La convocatoria se realizaba por las organizaciones de Técnicos Superiores Sanitarios (TSS) de España pidiendo que el Senado introduzca una enmienda a la nueva Ley de Formación Profesional añadiendo una Disposición Transitoria que cree una Comisión Interministerial (Ministerios de Sanidad, Educación y Universidades), con la participación de los representantes de los técnicos sanitarios, para tratar específicamente el caso de las Profesiones Sanitarias Reguladas del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Desde el colectivo benaventano se espera contar con el apoyo del resto de profesionales a la par de manifestar la continuidad de las concentraciones hasta lograr la homologación de títulos y profesiones.

Las organizaciones de Técnicos Superiores Sanitarios de España han constituido comisiones unitarias por cada grupo de especialidades (Imagen para el Diagnóstico y Radioterapia – Laboratorio Clínico y Biomédico y Anatomía Patológica) y se ha designado una única representación ante las Administraciones del Estado.

Para los Técnicos Superiores Sanitarios España es un caso único ya que el Título de Biomedical Laboratory Technologist que en Europa es un título único en el ámbito Universitario (180-240 ECTS), en España está segregado en dos diferentes: Técnico en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico (120 ECTS) y Técnico en Laboratorio Clínico y Biomédico (120 ECTS).

Los Títulos de Imagen para el Diagnóstico, Medicina Nuclear y de Radioterapia en Europa (180-240 ECTS) son en muchos casos títulos completos de forma individual y en otros forman un grado unidos, mientras España es el único caso en el que ambos están en la Formación Profesional de Grado Superior:
Técnico en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear (120 ECTS) y Técnico en Radioterapia y Dosimetría ((120 ECTS).

La segregación de la referencia académica europea en dos títulos nacionales diferenciados, con menor carga horaria, y en el ámbito de la Formación Profesional, limita el nivel de cualificación y por tanto provoca una devaluación profesional, explican. «Aún a pesar de ejercer las mismas competencias profesionales que nuestros compañeros europeos, los TSS españoles estamos segregados y devaluados», advierten apuntando a las consecuencias que ello conlleva como menor desarrollo profesional, en términos de autonomía y responsabilidad, encuadramiento en un grupo profesional inferior a los Técnicos de la UE, así como restricciones a la movilidad en Europa por el no reconocimiento automático de nuestro título al tener un menor nivel de cualificación.

Las reformas legislativas postCOVID están en marcha y condicionarán el futuro de la profesión para décadas. Es ahora o ya no es! Por ejemplo…

La reforma de la Ley Orgánica de las Profesiones Sanitarias (LOPS): Urge actualizar la Clasificación de las Profesiones Sanitarias incluyendo a las que formamos parte del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y no solo las Universitarias.

La nueva ley de Ordenación e Integración de la Formación Profesional, ya aprobada en el Congreso y pendiente del Senado, sigue limitando nuestro nivel de cualificación (Nivel 5) perpetuando nuestra insólita situación en relación a Europa (nivel 6).

El pasado 22 de Noviembre de este año el Ministerio de Educación ha iniciado el procedimiento de participación pública para la reforma de nuestros títulos académicos manteniéndolos dentro de la F.P. sin solucionar la segregación ni la devaluación que impide nuestro reconocimiento.

En la regulación de los Reales Decretos del 2014 que establecen nuestros títulos y regulan sus enseñanzas mínimas, ahora en pleno proceso de actualización, señalan “Una vez establecido el marco nacional de cualificaciones, de acuerdo con las recomendaciones europeas, se determinará el nivel correspondiente de esta titulación en el marco nacional y su equivalente en el europeo”.