homologación

El colectivo de Técnicos Superiores Sanitarios (TSS) inició ayer en toda España una campaña de protestas para exigir la homologación de sus estudios para evitar su devaluación profesional frente al resto de países de la Unión Europea. Las protestas, convocadas por la Comisión Unitaria de Técnicos Superiores Sanitarios frente a los hospitales de todo el territorio, se celebraron en Ferrol en el Arquitecto Marcide, en cuya entrada medio centenar de profesionales se concentraron al mediodía para visibilizar su situación profesional.

Así, los portavoces del colectivo en la ciudad naval, Susana López y Rafael Porta, explicaron que el objetivo de esta protesta era instar al Gobierno a que “equipare” sus estudios “a nivel europeo”, dado que a día de hoy se considera Formación Profesional (FP) cuando debería ser considerados una diplomatura. “En el 2025 deberíamos estar equiparados todos a nivel europeo”, señalan los portavoces, recordando, además, que “en 2005 estaban aprobadas las leyes, pero no se publicaron por causas económicas”.

En este sentido, López apunta que el colectivo lleva años protestando y que en un principio desde las administraciones les habían dado la razón “pero al final no conseguimos nada, nos vendieron los sindicatos grandes y nos quedamos igual”. “Nosotros somos una profesión, no somos un bachiller, y eso es lo que reivindicamos, que se nos equipare a nivel europeo”, se lamenta la portavoz, señalando que desde las administraciones no han obtenido ninguna respuesta.

López y Porta recuerdan, además, que su formación se realiza en el hospital “porque hay muchos aparatos, muchas novedades… y todo eso no se puede aprender en un FP”.

Múltiples especialidades

El colectivo de TSS, como explicaron sus representantes, no se compone de una única categoría profesional. En Ferrol, este grupo de profesionales lo componen los técnicos de Laboratorio Clínico; de Anatomía Patológica; o de Radiodiagnóstico, entre otros. “Somos un montón de técnicos superiores que en Europa están todos en la misma línea y aquí estamos todos separados”, señala Porta.

“A nivel europeo se trata de una única carrera con una especialización al final, mientras que aquí nos hacen especializarnos desde un principio y eso también queremos que cambie; que cada técnico pueda trabajar en la sección que quiera y se especialice al final”, explican los portavoces.

Por último, desde la Comisión Unitaria se anticipó una nueva jornada de concentraciones el próximo miércoles 23 de febrero. Tras esto, de no aceptarse sus reivindicaciones –que pasan por la creación de una comisión interministerial para estudiar la problemática y proponer medidas para solucionarla–, se celebrarían otras dos protestas en marzo: una el día 4 frente al Ministerio de Sanidad y el Congreso de los Diputados y otra al día siguiente frente a las sedes de los Ministeriors de Sanidad y Educación.