Piden al Gobierno unificar sus titulaciones de Formación Profesional de Grado Superior en una sola académica de Grado universitario, como en el resto de Europa.

Carmen Torrente Villacampa

Los técnicos superiores de laboratorio son unos 50.000 profesionales en activo, responsables de hacer PCR y analíticas, pero llevan años sintiéndose ninguneados por el Gobierno, tanto ahora con el PSOE como antes con el PP. Este jueves se han unido los técnicos de Radiología para manifestar su hartazgo en una reunión con el Ministerio de Sanidad, donde han pedido que se haga realidad una reivindicación suya de hace tiempo, que les equipararía con sus compañeros del resto de Europa: unificar las dos titulaciones de Formación Profesional de Grado Superior (Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico y Técnico Superior en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico en el caso de los técnicos de laboratorio, e Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear y Técnicos Superiores en Radioterapia y Dosimetría en el caso de los radiólogos) en una sola titulación académica de Grado universitario de 240 ECTS, como sucede en el resto de Europa. La iniciativa parte de la unión de 12 organizaciones de técnicos de laboratorio de toda España y 10 de Radiología, Imagen para el Diagnóstico y Radioterapia, que han formado una Comisión por la Titulación de Grado.

«Los técnicos de laboratorio y de radiología somos quienes hacemos las PCR y detectamos si está afectado el pulmón»

Un técnico de laboratorio con una toma de muestra covid.
Un técnico de laboratorio con una toma de muestra covid.
Rueda de prensa ofrecida en el Ateneo de Madrid tras la reunión celebrada en el Ministerio de Sanidad.
Rueda de prensa ofrecida en el Ateneo de Madrid tras la reunión celebrada en el Ministerio de Sanidad.

A la misma hora de la reunión (12 del mediodía) se han realizado concentraciones de 15 minutos en las puertas de centros sanitarios, públicos y privados, que cuentan con laboratorio y servicio de Radiología, así como en centros universitarios con laboratorio. Y, en función de cuál fuera la respuesta de hoy del Gobierno, tenían previsto activar un calendario ya establecido con más movilizaciones; tras la infructuosa reunión en el Ministerio, las llevarán a cabo, lo que afectará a analíticas, PCR y radiografías. Juan Felipe Rodríguez Ballesta, presidente del Colegio Profesional de Técnicos Superiores Sanitarios de la Comunidad Valenciana y uno de los asistentes a la reunión con Sanidad, ha mostrado su indignación en una rueda de prensa posterior en el Ateneo de Madrid: «Parecemos la morralla de la sanidad y continuaremos con las movilizaciones». Tampoco descartan, si es necesario, convocar una huelga para parar los hospitales.

Sobre una próxima reunión con Sanidad, Rodríguez Ballesta ha señalado que Sanidad les ha dicho que tienen intención de llevar su reivindicación a la Comisión de Recursos Humanos, «y que nosotros hagamos la petición, para reunirnos de nuevo. Pero ya lo han llevado varias veces y ha salido que no. Porque le preguntan a gente que no tiene ni idea de cuál es nuestra profesión sobre cuál es el nivel académico que debemos tener. Además, no se nos garantiza que si el tema se lleva a esta Comisión vaya a haber un posicionamiento claro por parte del Ministerio, del Gobierno estatal».

«Si nos movilizamos, se paraliza la sanidad, porque con menos gente no se podría operar ni realizar diagnósticos. Todos somos necesarios, pero nosotros somos la piedra angular», explica a este medio Juan Carlos Rodríguez Pérez, presidente de la Asociación Española de Técnicos de Laboratorio (Aetel), quien rompe una lanza en favor de los técnicos de laboratorio y de Radiología, sin desmerecer el trabajo de otros sanitarios como médicos, enfermeras y farmacéuticos. «Sabemos que es un momento malo, por el repunte de la pandemia con la sexta ola, pero no nos queda más remedio. Llevamos muchísimos años, y hemos aguantado estos dos años y pico sin hacer nada porque teníamos unos picos impresionantes. Pero tenemos que hacer ver a la opinión pública y al Ministerio de Sanidad que los técnicos de laboratorio y de Radiología hemos sido fundamentales, que somos quienes hacemos las PCR y, gracias a los radiólogos, se detecta si está afectado el pulmón».

«Si nos movilizamos, se paraliza la sanidad. Todos somos necesarios, pero nosotros somos la piedra angular»

Los técnicos de laboratorio son los artífices de las analíticas realizadas en hospitales: «Desde una glucosa o un colesterol hasta, cuando hay que hacer un trasplante, quien hace todas las determinaciones previas para ver si el donante es compatible con el receptor, lo hacemos nosotros en los laboratorios. Ahora con el covid se habla mucho de colas en los centros de salud para hacerse PCR. No, las PCR no se hacen en los centros de salud, sino que allí se hacen las tomas, y las PCR las hacemos nosotros en los laboratorios de Microbiología de los hospitales».

Unidad de Radiología Intervencionista del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, de Huelva.
Unidad de Radiología Intervencionista del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, de Huelva.

Rodríguez Pérez trabaja como técnico en el Hospital de Salamanca. Dice que ellos son los únicos que pueden trabajar en un hospital como técnicos superiores de laboratorio, desde la Orden de 14 de junio de 1984. «Antes había enfermeras, auxiliares…También hay farmacéuticos, pero tienen otra labor como facultativos», matiza. Pese a la importancia de su labor, concreta que los técnicos de laboratorio son minoría en un hospital: «En el laboratorio del Hospital de Salamanca, donde yo trabajo, somos todos técnicos: unos 150. En relación a los 4.000 trabajadores de este hospital, somos pocos. Pero si un paciente viene a Urgencias y le tienen que operar, sin una analítica o una radiografía no le operan».

Rodríguez Pérez sostiene que «políticamente no hay una voluntad de solucionar nuestro problema. Si no hay esa voluntad, tendremos que solucionarlo en la calle». Esta reunión de hoy es fruto de la unión de colegios profesionales, sindicatos y asociaciones profesionales a nivel nacional, que ya enviaron hace unos meses un escrito solicitando una reunión para desbloquear la situación. Y señala queincluso la Asociación Europea de Técnicos de Laboratorio (European Association for Professionals in Biomedical Science, EPBS) a la que pertenece Aetel como miembro fundador, ha instado ya varias veces al Gobierno español a solucionar este problema, con un envío de en torno a 80 escritos.

La raíz del problema

¿Cuál es la raíz del problema? Rodríguez Pérez aclara que «ahora mismo un técnico de laboratorio español no puede ir a trabajar a ningún país de la Unión Europea, porque nuestro título no es una titulación universitaria de primer ciclo, mientras que allí sí. Y aunque nadie te puede coartar la libertad de ir a trabajar allí por las directivas europeas, sí te obligan a hacer un año más de estudios y prácticas».

Concentración de técnicos de laboratorio y de radiología en la puerta del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, reclamando el grado universitario para los técnicos superiores sanitarios.
Concentración de técnicos de laboratorio y de radiología en la puerta del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, reclamando el grado universitario para los técnicos superiores sanitarios.

Esto está dando lugar a situaciones injustas y «paradójicas en España» tanto para los técnicos españoles como del resto de Europa. «Tenemos equipos de investigación formados por técnicos españoles y de otros países, que realizan la misma tarea, pero unos están cobrando como titulado universitario y otros como técnicos superiores«. Aparte, el técnico extranjero no puede ser contratado en un hospital -«solo en laboratorios privados o de investigación»- porque no puede convalidar su título, al no existir en España uno equiparable.

«Ahora mismo un técnico de laboratorio español no puede ir a trabajar a ningún país de la Unión Europea»

En los países de la Unión Europea todos los técnicos de laboratorio tienen una única titulación. «Nosotros, en España, tenemos dos especialidades: Análisis Clínicos y Anatomía Patológica. En todos los países del mundo la titulación engloba a ambas, porque tan diferente es un laboratorio de Anatomía Patológica como de Análisis Clínico, Bioquímica, Hematología, Microbiología, Proteínas, Genética… Cada uno es diferente, pero tenemos un tronco común, y luego hay que especializarse, como pasa en todos los países. Unificar ambas titulaciones nos daría unas titulaciones universitarias de primer ciclo», comenta.

Relaciones con distintos Gobiernos

Esta reivindicación no es nueva, según recuerda: «Cada vez que un partido político está en el Gobierno, nos vacila, y el que está en la oposición hace presentación de proposiciones no de ley (PNL), iniciativas parlamentarias, hace de todo… Pero, cuando en las siguientes elecciones cambian las tornas, es al revés». Y pone un ejemplo: «El PSOE en 2017 presentó, a instancia nuestra, una PNL para instar al Gobierno del PP a solucionar este problema de una vez; esta PNL se aprobó por unanimidad y, desde entonces, no se ha hecho nada. Quien presentó esa PNL fue el PSOE, que ahora está en el Gobierno y nos ningunea; es el PP y Unidas Podemos, que presentó otra PNL en julio, quien dice que esto es una vergüenza».

Concentración de técnicos sanitarios en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.
Concentración de técnicos sanitarios en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Explica que se han dirigido primero al Ministerio de Sanidad, «que es quien nos tiene bloqueado todo el tema, para que luego el Ministerio de Universidades y el propio Gobierno pueda modificar nuestras titulaciones». Y es que, asegura, «primero hay que modificar unos artículos del estatuto básico del empleado público, y eso lo tiene que hacer Sanidad. Nos estamos encontrando mucha resistencia por su parte; nos está ninguneando, nos da largas. Se culpan unos a otros. El Ministerio de Sanidad le echa la culpa al Ministerio  de Educación, este al Ministerio de Universidades, y Sanidad també culpa a las comunidades autónomas».

No es la primera vez que Rodríguez Pérez alza su voz, ya que el pasado mes de septiembre de 2020 reclamó que el atasco existente para hacer PCR se debía, en parte, a la no contratación de más técnicos de laboratorio (aparte de a la falta de reactivos), que estaban esperando a que les llamaran de las bolsas de empleo.

Contra el intrusismo

En este sentido, los representantes de técnicos de laboratorio, en la rueda de prensa posterior a la reunión con Sanidad, se han referido al intrusismo que vive su profesión, apuntando principalmente a dos colectivos: enfermeras y farmacéuticos.

Sobre las primeras, se han centrado en su ejercicio de toma de muestras, ya que consideran que ellos son los profesionales más indicados para hacerlo (sobre todo en picos de la pandemia, cuando la labor de las enfermeras era más necesaria en otros ámbitos): «No es lo mismo que una toma de muestras nasofaríngea la tome un técnico de laboratorio, que sabe lo que tiene que hacer después con esa muestra, que alguien que sabe recogerla, pero tiene otros ámbitos para hacerlo».

En cuanto a los farmacéuticos, han sido definidos como «tenderos especializados» por Jesús Carlos Revenga Prieto, representante de la Comisión para la actualización académica a grado universitario de las titulaciones de técnico superior en laboratorio clínico y biomédico, y de anatomía patológica-citodiagnóstico.

Revenga Prieto ha sido especialmente duro, con unas primeras palabras contra los farmacéuticos que después ha tenido que matizar: «Los farmacéuticos se peleaban y decían que estaban capacitados para hacer determinadas pruebas, cuando todo el mundo sabe que la mayoría de ellos son tenderos especializados, con formación de Grado donde ven un poco de todo». La matización llegó unos minutos después: «Entiendo que habrá quien tenga la formación posgraduada en hacer determinados tipos de diagnósticos, y eso no lo voy a poner en duda, pero no de forma genérica como se ha querido vender cuando ha entrado al mercado alguna prueba que estaba de moda y daba una rentabilidad muy fácil. Si alguien se ha sentido molesto, lo siento».

Falsas expectativas en formación

En cuanto a formación, Rodríguez Pérez explica que en España hay más de 100 institutos de Formación Profesional que expiden títulos de técnico de laboratorio: «Salen más titulados en un año que administrativos. Entonces, estamos dando expectativas muy malas. La gente estudia técnico de laboratorio y luego tiene que estudiar otra profesión. O bien pasar a la universidad a hacer Farmacia, Medicina, Fisioterapia… u otra cosa. No hay tantos puestos de trabajo para los cientos de miles que salen titulados cada año».

«Tanto las prácticas como las asignaturas que los técnicos necesitamos no se pueden dar en FP»

En Europa, sin embargo, esto no es así, dado que estamos hablando de grados universitarios. Y pone el ejemplo de París, «donde solo hay un instituto, como carrera universitaria, cuando en Madrid hay 15, 20 o más institutos de FP que imparten la titulación».

Además. el presidente de Aetel reivindica que los estudiantes de técnico de laboratorio necesitan profesores universitarios: «Tanto las prácticas como las asignaturas que los técnicos necesitamos no se pueden dar en FP, porque necesitamos que la hematología nos la dé un hematólogo; la microbiología, un microbiólogo… Y ahora no es así. En los institutos de FP se pueden presentar a oposiciones cualquier persona que tenga un título superior, ya sea enfermera, traumatólogo, abogado… El que te toque en suerte te da la titulación».