Las funciones que estos profesionales desarrollan en los servicios centrales hospitalarios tienen un gran impacto en la salud de los pacientes para varios diagnósticos

Más de ocho mil Técnicos Superiores Sanitarios provenientes de Cantabria y el resto de Comunidades Autónomas se han manifestado en Madrid delante de los Ministerios de Educación y de Sanidad. El colectivo demanda del actual Gobierno que cumpla con la Proposición no de ley aprobada por unanimidad de todos los grupos parlamentarios del Congreso en el año 2018 y que homologue a los Técnicos Superiores en Laboratorio Clínico y Biomédico, Anatomía Patológica y Citodiagnóstico, Imagen para el diagnóstico y Medicina Nuclear, Radioterapia y Dosimetría con el resto de países europeos que contemplan una titulación de grado para cada área del conocimiento en el que se integran las actuales titulaciones: laboratorio clínico y radiodiagnóstico.

Las funciones que estos profesionales desarrollan en los servicios centrales hospitalarios tienen un gran impacto en la salud de los pacientes en el diagnóstico de patologías oncológicas, metabólicas o microbiológicas como el diagnóstico por COVID y afectan a importantes programas de salud como el cribado de cáncer de mama y cérvico-vaginal.

La Comisión por el grado que integra a las organizaciones nacionales más representativas reivindica una homologación de la formación con los compañeros europeos, que en el momento actual veta a los técnicos españoles para ejercer su derecho a la libre movilidad profesionales, y la adecuación a los conocimientos biomédicos del momento actual.